Cuando el mar envejece

Regresé después del temporal, cuando el mar envejece y ya no sabe a sal. Cuando se vuelve dulce como la muerte. Cuando todavía le quedan cosas por contarnos y nos devuelve lo que no le pertenece. Loco imprevisible. Suspendido en su existencia por los hilos del astro blanco ya no quería ser la marioneta de [...]

Anuncios