Publicado en Camino-relatos de Santiago

¿Y a ti, qué te falta?

No te lamentes, no llores más, no te aburras tanto pensando en ti.
Hoy, el ombligo del mundo no eres tú. Es él. Pero él, ni mucho menos hace el Camino para ser el ombligo del mundo. Él, sencillamente hace el camino porque quiere y puede. Y cuando uno hace lo que quiere y puede se convierte en el centro del universo.

Porque se tarda más en llegar al centro que al ombligo, del mismo modo que abarca más existencia el universo que el mundo.

Y es que en el ombligo del mundo solo cabes tú, mientras que en el centro del universo estamos todos los demás. 

Anuncios
Publicado en Etapas

Pinta bien adonde vas

Es la razón por la que existen los horizontes; para que tengamos siempre algún lugar al que ir.

Publicado en Camino de Santiago

Traba pasos

El camino no está encaminado. ¿Qué caminante lo encaminará? Si el caminante lo desencamina seguirá sin encaminar. De lo encaminado nada se puede desencaminar, solo lo que falte por caminar. Aunque desencaminados no vamos cuando por el buen camino caminamos.

Ese es el camino de encaminar lo que todavía debemos caminar; caminando lo que no está desencaminado para poderlo encaminar. Así, los caminantes sin desencaminar el camino, encaminarán el caminar, siendo el único modo, para que el camino de lo desencaminado, se quede sin caminantes sin camino y sin caminar.

Publicado en Camino de Santiago

Camina y vámonos

Si hoy no caminamos lo suficiente, mañana no estaremos más cerca.

Publicado en Camino de Santiago

Caminar o no caminar, esa es la cuestión

Decidir no caminar es caminar, pero en dirección contraria.

Decide not walking is walking, but in opposite direction.