Publicado en Camino de Santiago

Camino largo paso corto

Si lo que buscas son emociones inteligentes te espera un largo camino. Se trata de ir desde tus pies hasta la cabeza.

Publicado en Camino de Santiago

107 hasta “Pie de página”

Si un paso puede cambiar un camino, una palabra puede modificar una historia.

Me atrevo a saltar sobre la hoja en blanco, el papel soporta mi peso. Recorro el ancho por el alto. Paseo entre futuros bosques foliados y paisajes milimétricos de 210 x 217. Recortes de pasión que sobrevuelan el entorno. En una esquina los ríos se desbordan por los finos márgenes y en otra, las cordilleras se pliegan con tanto arte que se convierten en montañas de papiroflexia. Me detengo a observar esa nitidez del horizonte en DIN-A4, en la perspectiva del teclado de las ilusiones.

Se oculta el sol, amanece en otra página. La hoja de ruta es la clave del camino. Continúo mi marcha por una pista blanca y cuadriculada o que se retuerce en espirales de ideas de lluvia. Los obstáculos, las piedras y las letras están para que me tropiece con la caligrafía de la senda. Busco el aliento en las hojas que ya recorrí. Las dudas saltan de rama en rama, surgen como un desafío óptico, un falso membrete repetitivo.

Descanso, en mitad del folio, a cielo abierto. No hay nadie en estas líneas. Las preguntas relevantes laten bajo mis pies como si allí abajo, donde está la tierra estuviese mi corazón. Me impulso. No hay garantías aunque los títulos nos acrediten, es la experiencia la que sujeta el papel. Tras la colina, una fuente sin agua junto a la última línea que completa el párrafo. Llegaré antes de la medianoche.

imagenpiepage

Tengo que andar mucho para escribir bien y escribir más para caminar mejor. Releeo el camino y la señal, faltan -107 hasta Pie de Página-. Así funciona la ley de la naturaleza; cuando no se tiene prisa se llega antes.

De nuevo el papel se ha dejado caminar y el camino escribir. Giro para contemplar mis huellas. Sí, tengo que querer que sea, para lo que deseo, querer que llegue:

107

palabras

hasta

Pie de página

.

Publicado en Camino de Santiago

16 Caminos que no son el de Santiago

  1. Los que nos traen en vez de llevarnos.
  2. Los que nos llevan en vez de traernos.
  3. Los que transitamos sin querer.
  4. Los que queriendo no transitamos.
  5. Los que están en el horizonte.
  6. Los horizontes sin camino.
  7. Los que hacemos nuestros.
  8. Los que hacen nuestro camino.
  9. Los que van.
  10. Los que vienen.
  11. Los que nos desandan.
  12. Los que nos andan.
  13. Los que no empiezan nunca.
  14. Los que terminan antes.
  15. Los perdidos que no encontramos.
  16. Los que nos pierden pero buscamos.
  • Tantos como pies que pisan, tantos como zancadas que corren, tantos que sin darnos cuenta nos recorren.
Publicado en Camino de Santiago

Cuando te encuentras con la reflexión

Si te encuentras con la reflexión, significa que estás caminando hacia dentro.

Publicado en Camino de Santiago

Ghosts!

Los fantasmas están mucho más cerca de nosotros de lo que imaginamos. Y a lo largo de nuestra vida, en el camino, coincidiremos con ellos en más de una ocasión. Pero ¡ojo! hoy más que nunca, se eleva el índice de ver a todos ellos juntos.

Para que no te den un susto de muerte, aprende el truco para reconocerlos.

Existen 3 tipos de fantasmas:

  • Los de siempre: les sobra de todo, hasta la sábana.
  • Los que se disfrazan: desean ser por un rato, quiénes no son ¡cuidado!
  • Los de verdad: su existencia depende básicamente de nosotros, y estos son los que más temor provocan.

Si tratáis con ellos es asunto vuestro, advertidos quedáis.

¡Feliz Halloween 2016!

 

 

 

 

Publicado en Camino de Santiago

No tiene otra explicación

Las hojas de los árboles se caen para que los poetas puedan escribir sobre ellas sus versos al invierno. Por eso se caen.

 

Publicado en Camino de Santiago

Un grano de arena

Un grano de arena no es un grano. Es toda la arena que uno puede aportar a otros granos.

Publicado en Camino de Santiago

Sin pies ni cabeza

Harta de ver el sinsentido de su silueta perruna y contra todo pronóstico, eligió su mejor calle y nos sacó de paseo al perro y a mí.

 

Publicado en Camino de Santiago, Sin categoría

No le des más vueltas

Caminity

Si caminas en círculos dejas los problemas tan redondos que las soluciones no encuentran la salida.

Ver la entrada original

Publicado en Camino de Santiago

¡Agua va!

La que nos hace la boca. La que lleva el molino. La corriente. La que no hemos de beber. La más clara. La que no llegó al río. La de mayo. La de borrajas. La que no embriaga. La de ahogarse. La que nos estropea la fiesta y el vino. La que cala. La de febrero y la bendita. La que está por medio y entre dos. La que dejamos correr. La oxigenada y que no da un palo. La subterránea. La que se forma en el vaso. La que tenemos al cuello. La de colonia. La que abastece o destroza. Y la que con una gota, hace feliz a los peces.

Matemos la sed entonces en cantidades breves de chubascos. Tragos cortos de calima. Sorbos diminutos de presión. Enjuagues de escarcha. Buches de tormenta. Chupadas de arcoíris. Porciones de aire saturado. Cupos de ventisca. Dosis de sequía. Ingestión de brisas marinas, lenguaradas de sol y chorros, chorros de estabilidad. Bebamos así y poco a poco la vida, pues sólo el agua es segura, cuando hay cerco de luna.

Publicado en Camino de Santiago

La casa encarnada

Estaba viva. Chispeaba. En la ciudad era una casa excepcional. Sus habitantes no entendían a los transeúntes que perdían el tiempo encendiéndose de envidia al momento de pasar junto a la fachada. Ellos solo eran inquilinos del amor. Arrendatarios del querer que cumplían con su compromiso vital; activa, enérgica, desenfrenada y apasionadamente.

Publicado en Camino de Santiago

El sentido de movernos

Caminar lo cambia todo; bien hacia delante mal hacia atrás.

 

*Violet Nessai. ¡Gracias!

Publicado en Camino de Santiago

Ojos que sí ven corazón que sí siente

Por eso, cuando el paisaje nos seduce nos enamoramos de la vida.

Publicado en Camino de Santiago

Traba pasos

El camino no está encaminado. ¿Qué caminante lo encaminará? Si el caminante lo desencamina seguirá sin encaminar. De lo encaminado nada se puede desencaminar, solo lo que falte por caminar. Aunque desencaminados no vamos cuando por el buen camino caminamos.

Ese es el camino de encaminar lo que todavía debemos caminar; caminando lo que no está desencaminado para poderlo encaminar. Así, los caminantes sin desencaminar el camino, encaminarán el caminar, siendo el único modo, para que el camino de lo desencaminado, se quede sin caminantes sin camino y sin caminar.

Publicado en Camino de Santiago

Peregrinos

Lo extraordinario del Camino de Santiago no es alcanzar Santiago de Compostela o Finisterre. Lo realmente increíble es que nos transporta al corazón de cualquier ser humano.

Estamos exhaustos pero nos sentimos poderosos. Tristes y joviales. La mochila ya no pesa tanto. Todo lo que necesitamos nos cabe. Los pies se nos han curtido. El corazón está despejado; barrido de miserias. La experiencia nos ha hecho peregrinos diestros. Nuestros pasos vuelven al hogar, las huellas se quedan. El camino ha ido podando los prejuicios. Ha desgranado los pensamientos como los pétalos de una margarita; este sí este no. La experiencia se ha alimentado de amistad. La amistad de plátanos y tiritas. Los convencionalismos se han desbrozado. Lo que no se sujeta se cae, así las hojas secas que el árbol ya no quiere.

Los peregrinos surgen, sin más. Los peregrinos se encuentran con ellos y a otros. Y no buscan, pero encuentran. Por eso deseamos más camino. Más pericia peregrina. Y regresamos a nuestro camino, pero deseando volver de nuevo al de Santiago.