Publicado en Camino-relatos de Santiago

La casa azul

Antes de ver la casa azul, un puente cromático de siete colores me pasó por encima. Después el horizonte marcó en mi retina una línea perfecta y anaranjada. Incluso me crucé con varios peregrinos de sonrisa remolacha y algunos lugareños que hablaban en marfil me desearon un camino rosáceo.

No era de extrañar, la tierra arenosa y ocre combinaba a la perfección con los eucaliptos casi plateados que sobresalían entre los robles carvallo, las hortensias y el trigo: de un verde intenso primavera, azul pizarra y oro pastel, en ese orden.

El sol aquí es tan azafranado que le da gusto al cielo y la lluvia no es una escala aburrida de grises; más bien es un orvallo de blanco floral. Los bosques eróticos y los atajos esperanzadores. La sorpresa hay que vadearla, es caudalosa y arrastra una corriente de luminosidad aguamarina y una nitidez que asemeja al cielo profundo, enseguida descubres que son ríos. Yo quería perderme en aquel lugar pero fue imposible no seguir el trazado marcado por las señales y símbolos: flechas, hitos y conchas como soles de amarillas.

Y después vi la casa azul real y a sus habitantes de corazón añil y dueños de su vida azulada. Seguí mi camino entonces dejando mis huellas incoloras de rastro polvoriento sobre el camino tostado; a veces entre pedruscos negros y otras veces entre cantos blancos.

Anuncios

Autor:

Autora Verdades de Perogrullo - 2017. Redactora comunicación digital. Colaboración Blasting News Spain. Altamarcharter.

4 comentarios sobre “La casa azul

  1. ¡Joroba!

    ¡Genial ‘La casa azul’!. Título para una película, quizás de Herzog. Brutal acuarela de arcoiris de percepciones en la que; prácticamente se respira sinestesia al lado de tu perfil y el vibrar de tu relato.

    Se degusta y olfatea cada tono a medida que se deja observar en la imaginación el matiz de cada trance y cada huella a lo largo del sendero que trazaste en aquel día de estío; estío, por cuanto con tamaña y variopinta secuencia de tintes y pigmentos no me atrevo a ubicarte en otra franja de la órbita solar que no fuera el perihelio.

    Sorprendente hallazgo, pues; de manera que… embelesado por la facilidad de asunción de todas las descripciones que regalas me dispongo a hacer acopio de tus sílabas, palabras y sentencias para nutrir también mi ingenio del sentido del color que se derrama en cada paso que formulas con tus frases, evocando intuiciones de utopías paisajísticas y escenarios que se andan, paladean y mastican con la ayuda de un espíritu erudito, absorto, sagaz y artero como el tuyo; aquel que supiera caminar atento y terso entre imágenes y brillos de una tierra para mí ignota, a la par que intuyo fértil, calurosa, exuberante, estival… y acogedora al pulso de tu vigía y de su ulterior semblanza. Un terreno deslumbrante que ya no me hará falta verlo, ni sentir ni caminarlo… tras leerlo en los esbozos de tan sutil brote novelesco que no apunta a final feliz ni a desenlace dramático alguno, sino a puntos suspensivos… en el más dulce sosiego y la más insigne calma tropical y veraniega.

    Me has dejado ciertamente sorprendido con este nuevo férreo ejercicio narrativo, dibujando ese nutrido aguazo de visos importados de un lienzo de Sorolla. No ha quedado un solo cuanto de energía del espectro de frecuencias sin barrer por la ojeada aguileña de tus iris cuidadosos y capaces. Al tiempo que me pregunto: ¿Qué habrá sido de los míos?

    ¿Tienes más… -colores en tu mundo y en tu alma- …para obsequiar a los más lentos cronistas daltónicos?

    Si así es… me los llevo todos puestos.

    Le gusta a 1 persona

      1. ¡¡Ni lo sueñes!! Sé lo que me digo, reina.

        Y no es peloteo: Lo tuyo sí que resulta ciertamente envidiable, en el mejor de los sentidos, por cuanto se disfruta por terceros hasta el tuétano y se reconoce la magnanimidad parca y atinada de una verdadera compositora de verdades y bellezas sinceras… sin adornos supérfluos ni sofismas petulantes.

        No te lo repito más: ‘Sé lo que me digo’.

        XD!!

        Sigo con tus páginas.

        Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.