Publicado en Camino-relatos de Santiago

No se cuentan con los dedos

Esos seres que aparentemente vagan por el futuro pero que en realidad tienen muy claro su rumbo presente.

Esos seres que por unos días llevan pocas pertenencias porque saben que más no son necesarias.

Esos seres que no nos conocen pero viajan a nuestro lado. Que no se acuerdan de nuestro nombre pero recuerdan nuestra cara. Que aun sin tener sed nos ofrecen agua. Que no saben de donde venimos pero sí hacia dónde vamos.

Esos seres son personas del mundo, ciudadanos del universo, peregrinos de todos los caminos. Surgen tras los árboles, bajo las piedras, en los arroyos, en los albergues, en una fuente. Kilómetro arriba kilómetro abajo hay uno de ellos. En bici, a pie o a caballo. Un peregrino nos espera, nos busca, nos envía un mensaje, nos escucha, se preocupa por nosotros, nos motiva, nos alienta y se sonríe cuando nos ve.

Y es que durante algunos días el camino es nuestra casa, es nuestro hogar. El salón pasa a ser un paraje repleto de vides, un río es la bañera, el sofá un banco junto a un arroyo, la cocina una manta con viandas bajo el sol y la noche estrellada. Una de las sillas es una piedra, otra el bordillo de una acera y de almohada una palleira o hacina.

Y esos seres extraordinarios que transitan cargados de generosidad y que se reconocen a una legua, esos seres son nuestra familia del camino. Un pelotón de amig@s, de peregrinos por siempre jamás. Y esos, esos no se cuentan con los dedos de una mano, se cuentan con los dedos de los pies; para que no nos sobren dedos sino para que nos falten pies.

Anuncios

Autor:

Autora Verdades de Perogrullo - CVCEdiciones, 2017. Redactora contenidos digitales. Colaboración Blasting News Spain. Altamarcharter.

4 comentarios sobre “No se cuentan con los dedos

      1. Lo has hecho varias veces, y entiendo que del tirón! Que envidia 😉 yo lo voy a terminar en tres partes, esta vez lo dejé en Cacabelos… si me dejaran un poco en paz yo creo que acabaría atrapado en el camino, como les pasa a algunos, parriba y pabajo… Deseando estoy volver! 🙂

        Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.