Las hojas de los árboles se caen para que los poetas puedan escribir sobre ellas sus versos al invierno. Por eso se caen.

 

Anuncios